Buscar en este blog

miércoles, 6 de abril de 2022

NANO-ELECTRÓNICA: DEL SILICIO A LAS MOLÉCULAS

 La tecnología actual se basa en el uso de materiales semiconductores como el silicio para fabricar dispositivos.

Un semiconductor es un material que se comporta como un aislante a bajas temperaturas y como un conductor a altas temperaturas. El silicio es el principal material semiconductor que se utiliza en la fabricación de dispositivos electrónicos. Su uso masivo se debe a su relativo bajo coste por encontrarse en abundancia en la superficie terrestre. 

Para mejorar sus propiedades conductoras es necesario contaminar el silicio puro con otros elementos químicos.

Hemos visto que la tecnología del silicio para fabricar dispositivos electrónicos tiene sus días, mejor dicho, años contados. No se puede predecir el momento exacto en el que el silicio comenzará a ser sustituido como elemento básico de la electrónica. Lo que sabemos es que hay varios candidatos para convertirse en los componentes nanoelectrónicos del futuro: moléculas, nanotubos de carbono, nanohilos, puntos cuánticos, etcétera.

¿Cuánto hay que esperar para llegar a la electrónica molecular? El uso de pequeñas moléculas para realizar operaciones lógicas (las que permiten construir complejos circuitos) es algo corriente en los laboratorios. Sin duda, nos encontramos ante una poderosa alternativa al silicio, que basa su poder en la gran variedad de estructuras moleculares que la química nos puede brindar.

Es evidente que los dirigentes de todo el mundo han entendido que la nanotecnología es un área de conocimiento que puede propiciar cambios sustanciales en la industria y la sociedad. De estos cambios se esperan nuevos y atractivos productos y servicios que lleguen a nuestros hogares cambiando nuestro modus vivendi. Sin embargo, cualquier desarrollo científico-tecnológico necesita unas fuertes inversiones para poder ver sus frutos a medio-largo plazo. Esta necesidad es algo que conocen bien todos los países que lideran la economía mundial, y cada año se invierten varios miles de millones de euros en promocionar la nanotecnología.







No hay comentarios:

Publicar un comentario