Buscar en este blog

miércoles, 27 de abril de 2022

EL MANUAL DE OSLO

 El Manual de Oslo se refiere básicamente a las actividades de I+D+i en el sector productivo. La definición de las distintas actividades de innovación se aclara en el Manual de Oslo. Según este manual, la innovación tecnológica ‘’consiste en la conversión del conocimiento tecnológico en nuevos productos, nuevos servicios o procesos para su introducción en el mercado, así como los cambios tecnológicamente significativos en los productos, servicios y procesos”. Es decir, la innovación es la aplicación, por primera vez, de conocimientos y de prácticas racionales a la satisfacción de necesidades socioeconómicas y el proceso de innovación sólo se completa cuando se ha introducido en el mercado. Las distintas modalidades de innovación serían las siguientes16: (1) la innovación en producto, se corresponde con la introducción de un bien o de un servicio nuevo, o significativamente mejorado en cuanto a sus características o en cuanto al uso al que se destina. Esta definición implica una mejora significativa de las características técnicas, de los componentes y los materiales, de la informática integrada, de la facilidad de uso u otras características funcionales. (2) Innovación en proceso es la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, proceso de producción o de distribución. Ello implica cambios en las técnicas, los materiales, y/o los programas informáticos. (3) Innovación en mercadotecnia es la aplicación de nuevos métodos de comercialización que impliquen cambios significativos del diseño o el envasado del producto, su posicionamiento, su promoción o tarificación. Por último, (4) la innovación en la organización es la introducción de un nuevo método organizativo en las prácticas, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores de la empresa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario