Buscar en este blog

miércoles, 27 de abril de 2022

FUSIBLES

Definición del Fusible Eléctrico:
El fusible eléctrico es un dispositivo destinado a proteger una instalación eléctrica y sus componentes contra sobrecorrientes ocurridas aguas abajo de éste, mediante la fusión de uno o varios elementos destinados para este efecto, interrumpiendo el flujo de la corriente eléctrica cuando esta sobrepasa el valor de la corriente de fusión del fusible dentro de un tiempo determinado. 

Cómo funcionan los fusibles:
Como dispositivo de protección contra sobrecorriente, el fusible actúa como una “válvula de seguridad de electricidad” al ser una parte frágil en la trayectoria del circuito que, cuando es aplicado adecuadamente, se fundirá y abrirá el circuito para eliminar o reducir al mínimo cualquier daño que pueda ser provocado por un flujo excesivo de corriente.

Protección contra sobre-corriente:
Una sobre-corriente es una corriente de sobrecarga, una corriente de cortocircuito o una corriente de falla a tierra. La corriente de sobrecarga es un flujo excesivo de corriente relativo a la corriente de operación normal, pero continúa confinada a la trayectoria normal del circuito, formada por conductores, componentes y cargas. Las corrientes de cortocircuito o de falla a tierra fluyen fuera de la trayectoria normal del circuito.

Sobrecargas:
Comúnmente, las sobrecargas están entre 1.35 y 6 veces el nivel de corriente normal. Usualmente son causadas por inofensivas y temporales corrientes de entrada que ocurren cuando los motores arrancan o los transformadores son energizados. Dichas sobrecargas, o corrientes transitorias, son eventos normales, y su breve duración no es perjudicial para los componentes del circuito; además, el incremento de temperatura asociado es mínimo y sin efectos dañinos.
Es importante que los     Fusibles estén dimensionados adecuadamente y tengan las características de operación apropiadas, de manera que no reaccionen a estas sobrecargas temporales o causen “molestas interrupciones”.


Cortocircuitos:
Los cortocircuitos difieren de las sobrecargas que pueden ser cientos o miles de veces mayores que la corriente de operación normal. Un cortocircuito de alto nivel puede ser de hasta 30 kA o 200 kA, y debe ser interrumpido tan pronto como sea posible para reducir al mínimo los daños, los cuales pueden incluir:

Intensas fuerzas magnéticas que deforman y distorsionan las barras
de distribución y sus soportes correspondientes, ocasionándoles daños irreparables.
Daños graves al aislamiento
Conductores eléctricos fundidos o vaporizados
Metal vaporizado, que incluye barra alimentadora del equipo eléctrico.
Gases ionizados
Incendios por arco eléctrico
Explosiones





Ventajas d
e los fusibles con limitación de corriente:

Ofrecen soluciones flexibles y sin problemas Con clasificaciones de interrupción de hasta 300 kA, los fusibles pueden instalarse en casi todos los sistemas sin temor de aplicaciones incorrectas. Con clasificaciones de voltaje directas, los fusibles pueden instalarse en cualquier sistema, independientemente de su conexión a tierra,  La clasificación de interrupción del fusible es comúnmente al menos igual a, o en muchos casos mayor que, la corriente de falla disponible en las terminales de la línea. La alta capacidad de interrupción del fusible proporciona flexibilidad en caso de cambios en el sistema.  Incrementan la seguridad eléctrica. En la tecnología de fusibles más reciente, la protección para los dedos está incluida en portafusibles, bloques de fusibles, interruptores y bloques para fusibles y distribución de energía.. Los riesgos de arco eléctrico pueden reducirse de manera importante cuando los fusibles operan dentro de su rango de limitación de corriente. Reducen el riesgo y mejoran la confiabilidad Ahorran tiempo y dinero Los fusibles eliminan la necesidad de costosos y prolongados estudios de corriente de falla cuando se utilizan fusibles Low-Peak con clasificación de interrupción de 300 kA. Debido a su diseño sellado, sin medio de descarga, los fusibles eliminan la necesidad de guardas o barreras adicionales para protección de descarga. Los fusibles reducen la necesidad de mantenimiento de los OCPD, ya que no lo requieren, solo requieren la revisión periódica de conductores, conectores y terminales. La limitación de corriente ayuda a reducir las extremas y destructoras fuerzas térmicas y mecánicas asociadas con los cortocircuitos.•  Reducen los “tiempos muertos” y mejoran la protección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario